Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Análisis |

México suspenderá incentivos a fabricantes chinos de EV

La medida busca alinear políticas comerciales con el T-MEC y atender las preocupaciones de seguridad nacional de EE.UU.

En un contexto marcado por las tensiones comerciales entre las principales potencias mundiales, México ha tomado una decisión significativa en su política industrial. 

Bajo la presión de Estados Unidos, el gobierno mexicano ha optado por suspender los incentivos que solían ofrecerse a los fabricantes chinos de vehículos eléctricos (EVs), tales como terrenos públicos a bajo costo y reducciones fiscales. 

Esta medida se enmarca en los esfuerzos por cumplir con las estipulaciones del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC), según fuentes internas del gobierno.

Impacto en la industria y reacciones internacionales

La última reunión entre altos funcionarios mexicanos y representantes de BYD Co, uno de los mayores productores de EVs a nivel global, ocurrió en enero, sin planes de otorgar incentivos similares a los proporcionados en el pasado. 

Esta política marca un cambio significativo respecto a las prácticas habituales, y se produce tras la insistencia de Washington, preocupado por la seguridad nacional y la competencia desleal.

El portavoz de la Casa Blanca declaró que no permitirán que los fabricantes chinos inunden el mercado estadounidense con vehículos que podrían comprometer la seguridad nacional. 

Sin embargo, la embajada china en México y los representantes de BYD no han respondido a solicitudes de comentarios sobre este giro en las políticas mexicanas.

Dinámica bajo el T-MEC

Estas tensiones aparecen mientras el gobierno estadounidense intensifica su escrutinio sobre las importaciones de vehículos eléctricos y otros productos clave como el acero y el aluminio, bajo el pretexto de proteger la industria local. 

Este enfoque se ha reforzado con declaraciones de Katherine Tai, Representante Comercial de los Estados Unidos, quien subrayó la necesidad de acciones decisivas contra la competencia subvencionada de China.

El gobierno mexicano, al suspender los incentivos, parece buscar un equilibrio entre fomentar la inversión extranjera y cumplir con los compromisos internacionales, especialmente ante la próxima revisión del T-MEC en 2026. Funcionarios mexicanos temen que cualquier desacuerdo en este tema pueda influir negativamente en la renegociación del acuerdo.


Anuncio
Anuncio
Cargar más noticias
May 14 2024 7:33 am V22.4.46-2